Propuesta rápida: Arroz frito con pollo 5.00/5 de 1 voto

arroz frito con pollo

La receta de arroz frito con pollo es una opción rápida de comida para tener en cuenta cuando queremos salir de un apuro en la cocina. En simples pasos el plato estará listo y además es muy nutritivo.

Preparación del arroz frito con pollo

Tomar un wok, ya que es más adecuada la cocción de esta receta con pollo en este tipo de recipiente, colocar una cuchara sopera de aceite de oliva e incluir los siguientes ingredientes:

  • cebolla cortada en láminas finas
  • champiñones en rebanadas
  • por último la zanahoria que es conveniente cortarla en juliana

Dejar cocinar a fuego moderado, mientras continua con otra parte de la preparación.

En una sartén de teflón coloque aceite y el pollo cortado en partes pequeñas. Cocine hasta que tome un color dorado, luego retire y en el mismo recipiente introduzca el huevo y cocine revolviendo. Una vez realizada su cocción reservar junto con el pollo.

Nuevamente vaya a la preparación inicial del wok e introduzca el pollo y el huevo que había dejado en un recipiente reservado. Saltear durante unos minutos e ir introduciendo el arroz, de preferencia integral ya realizado con anterioridad. Continúe salteando y coloque por último la salsa de soja, siempre en cantidades pequeñas ya que tiene un alto porcentaje de sodio.

Retirar del fuego y servir en plato hondo, es una excelente receta de pollo para tener en cuenta.

arroz-frito-con-pollo-una-deliciosa-comida

Ingredientes para está deliciosa receta

  • Aceite de oliva C/n.
  • Champiñones 1 lata.
  • Cebolla 2.
  • Zanahoria 2.
  • Pollo C/n.
  • Huevo 1.
  • Condimentos a gusto.
  • Arroz 3 tazas.
  • Salsa de soja.

No deje de realizar está receta de arroz frito con pollo y dejen un comentario aquí o en nuestra página de Facebook, contándonos que tal les ha resultado.

Pollo a la marengo 3.67/5 de 6 votos

exquisita-receta-de-pollo-a-la-marengo

El pollo a la marengo, es una de nuestras recetas de pollo fáciles y prácticas a tener en cuenta.

Recomendable a pleno ya que de manera muy sencilla obtendrá un exquisito plato, muy saludable -si quitas la piel al pollo- y con gustos variados gracias a los camarones, cebolla y morrón que forman parte de esta receta de pollo.

Se puede realizar tanto en el almuerzo como en la cena, ya que se adapta a cualquier ocasión: no dude en darle una oportunidad a una receta con pollo original y vistosa.

Preparación del pollo a la marengo

Tomar el pollo y trozarlo en ocho partes aproximadamente, es interesante quitarle la piel a cada una de las partes, para que sea una receta con pollo saludable. Luego agarrar una sartén de teflón, y colocar cada uno de los trozos del pollo junto a una cuchara sopera de aceite de oliva, a fuego moderado, se debe sellar cada uno de los pedazos; a continuación es ideal realizar el flameado, o sea que introduzca un poco de coñac y debe flamear por un tiempo, siempre a fuego moderado.

pollo-a-la-marengo-una-rica-receta

Continuando con esta excepcional receta de pollo a la marengo, corte el morrón, recuerde que debe estar en tiras finas para que la presentación del plato con pollo quede prolijo y bonito; también se debe tomar los tomates, quitarle la piel y cortarlos en cubo, introduzca ambos vegetales a la sartén donde se está realizando la otra preparación con pollo, no olvide incluir algunas hierbas, rehogar e incorporar una medida de vino blanco (1 vaso).

Continuar con la cocción, siempre es necesario colocarle una tapa a la sartén y esperar que los diferentes trozos de pollos estén cocidos.

Una vez que el pollo este tierno, no dude en incluir los camarones, dejar un tiempo de cocción, y luego retirar; este exquisito plato fácil de pollo puede ser acompañado con cebollitas.

Debe tomar algunas cebollitas, blanquearlas y luego en una sartén colocar manteca y saltearlas, retirar y servir junto al plato práctico de pollo.

Ingredientes para esta receta:

Pollo 8 trozos.

Coñac, solo un chorrito.

Morrón rojo 1.

Tomates 4.

Hiervas a elección.

Vino blanco 1 vaso.

Aceite de oliva.

Camarones 300 grs.

Condimentos a gusto.

Cebollitas 700 grs.

Manteca C/n.

No deje de realizar esta deliciosa comida de pollo a la marengo, y además si está interesado en conocer otras recetas, o quizás dejar comentarios entonces no dude ingresar a nuestro Facebook.

Macarrones con pollo y tomate
Pasta con pollo y salsa de tomate 5.00/5 de 1 voto

En esta oportunidad te traemos una receta de pollo sencilla para elaborar pasta con pollo y salsa de tomate. Como bien es sabido por todos la pasta es un alimento que combina con casi cualquier ingrediente. Da la casualidad de que el pollo también es fácil de combinar en multitud de recetas. Si nunca has pensado en añadir pollo a tu plato de pasta favorito, en esta receta te damos una idea de como hacerlo.

pasta con pollo y salsa de tomate

Preparación de pasta con pollo y salsa de tomate

Comenzamos por poner una olla con agua a calentar, recuerda taparla pues de este modo ahorrarás energía y el agua entrará en ebullición más pronto. Mientras realizamos los demás pasos de la receta mantenemos vigilada la olla que está calentando el agua. Cuando el agua de la olla ya esté hirviendo añadimos sal y aceite al agua y echamos la pasta en la olla. Movemos la pasta para que se despegue y dejamos cocinar el tiempo indicado en el paquete de la pasta. Una vez cocidos, escurrimos y reservamos en una fuente. Lo ideal es ir trabajando las dos preparaciones en simultáneo, así la pasta se termina de cocinar al mismo tiempo que el pollo y salsa de tomate. (Si pensamos que no podemos vigilar las dos cosas al mismo tiempo, conviene comenzar por el pollo y salsa de tomate, y una vez esté terminada esta preparación, cocinamos la pasta.)

Mientras el agua se calienta es el momento de picar la cebolla y los pimientos. Eres tú quien decide el tamaño en el que los vas a trocear, personalmente me gusta que dichos trozos sean muy pequeños.

Ahora sitúa en otro fuego una sartén grande con un par de cucharadas grandes de aceite de oliva. Cuando esta esté caliente introduce en ella la cebolla y el pimiento picado.

Ahora debemos de trocear la pechuga de pollo al tamaño que gustemos. Para cuando hayamos terminado de hacerlo el contenido de la sartén estará ya un poco dorado, es el momento de añadir el pollo. Ahora removemos constantemente hasta que el pollo dore en todos sus lados. Añadimos la sala de tomate, orégano, sal y un poco de pimienta, mezclamos todo y dejamos a fuego lento. Podemos agregar también una cucharadita de azúcar para contrarrestar el ácido de la salsa de tomate.

La salsa estará pronta cuando haya reducido un poco su líquido y la salsa de tomate haya adquirido una tonalidad más oscura que al comienzo. El punto justo de la salsa es a gusto del consumidor, pero se debe vigilar que el pollo esté totalmente cocido. El tiempo de cocción del pollo dependerá del tamaño que se cortaron los trozos.

Para la presentación de nuestra receta, podemos preparar la pasta con pollo y salsa de tomate directamente sobre el plato, o mezclar las dos preparaciones en una fuente y luego servir. Recuerde poner al servir en la mesa el queso rallado, casi indispensable compañero de cualquier plato de pasta.

 

Ingredientes para la pasta con pollo y salsa de tomate

  • 300 gramos de macarrones
  • 1 pechuga de pollo lista para trocear
  • Preparado de salsa de tomate
  • Un cuarto de cebolla
  • 1 pimiento rojo o verde pequeño
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Orégano
  • Queso rallado (opcional)

Esperamos preparen esta rica receta de pasta con pollo y salsa de tomate y nos cuenten en el sector de comentarios de esta receta o en nuestra página de Facebook que tal les resultó.

Milanesa de pollo 3.67/5 de 3 votos

Hoy traemos una receta de pollo perfecta tanto para el medio día como para la noche, pudiéndose servir en plato acompañado de unas papas fritas o ensaladamilanesa de pollo. Tú decides el uso que le das pero van a estar deliciosos de todas las maneras.

Pollo empanado

Ingredientes para la milanesa de pollo

  • 6 filetes de pechuga de pollo
  • perejil
  • pan rallado
  • sal
  • 1 huevo
  • aceite

Como pueden  ver los ingredientes a utilizar son muy básicos y de esos que siempre solemos tener en casa. Para la carne podemos optar por comprarla ya hecha filetes en la carnicería, o bien filetear la pechuga nosotros mismos en casa.

Preparación de la milanesa de pollo

Llega el momento de explicar paso a paso como hacer esta receta de pollo. Contamos con el hecho de que ya tenemos las pechugas fileteadas.

Lo primero que debemos hacer batir el huevo en un plato hondo como si fuéramos a preparar una tortilla. Una vez batido debemos añadir sal a nuestro gusto.

A continuación preparamos nuestra zona de trabajo. Necesitaremos tener juntos tres platos a través de los que realizaremos los pasos necesarios para empanar los filetes de pollo. En un plato tendremos los filetes de pollo, otro será el plato con el huevo batido y el tercero un plato llano con abundante pan rallado mezclado con perejil.

En el momento que tengamos esto preparado debemos de poner a calentar una sartén con abundante aceite. Para saber cuanto aceite utilizar debemos saber que para freír los filetes necesitamos que el aceite los cubra en forma sobrada. Podemos freírlos de a uno o de a varios, generalmente se fríen de a dos o tres, dependiendo del tamaño de la sartén. También podemos utilizar una freidora.

Cuando consideremos que el aceite está listo comenzamos con el proceso de empanado. Para empanar un filete lo mojamos completamente en el huevo batido y a continuación lo rebozamos bien por el pan rallado hasta que quede cubierto del todo. Y ya tenemos nuestra milanesa de pollo pronta para cocinar.

Ahora tan solo nos queda introducir la milanesa de pollo en el aceite. Tomará unos 5 minutos por milanesa de pollo estar hecho, pero este tiempo puede variar según los más o menos hecho que te guste, o lo que quieras dorar la milanesa de pollo por fuera.

Ya tienes otra receta de pollo fácil para tu colección, ahora sólo te queda animarte a cocinarla y disfrutar de la comida. Esperamos pruebes esta receta de milanesa de pollo y nos cuentes que tal te ha resultado en nuestra página de Facebook o en el sector de comentarios de éste artículo.

Pollo a la cocacola 5.00/5 de 2 votos

Pollo a la coca-cola

No nos hemos vuelto locos, ni es la primer receta de pollo a la coca cola que les dejamos aquí. En esta ocasión os traemos una nueva receta de pollo, un tanto variada con respecto a la anterior, y que nuevamente: A más de uno parecerá extraña pero que es muy fácil de hacer y que está riquísima.

Para cocinar mejor este pollo a la cocacola vamos a necesitar usar una olla express u olla rápida, para tratar de acortar los tiempos de cocción de los ingredientes.

Pollo con coca-cola

Ingredientes para el pollo a la cocacola

  •  6 muslos de pollo pequeños
  • 1 lata de cocacola
  • 2 cucharadas pequeñas de ajo molido
  • 1 cebolla
  • sal
  • aceite de oliva
  • pimienta negra molida

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es trocear la cebolla al tamaño que nos apetezca, para luego poner algo de sal y pimienta a los muslitos de pollo para luego dorarlos en la olla abierta con un poco de aceite de oliva.

Una vez consideremos que están suficientemente dorados, sacamos los muslos de pollo de la olla y echamos en la misma la cebolla dejando que se dore muy bien.

Cuando consideremos que está bien dorada volvemos a poner los muslos de pollo en la olla y añadimos el ajo en polvo que ayudará a realzar el sabor.

Ha llegado el momento del gran protagonista de esta receta de pollo, la cocacola. Vaciamos la lata removiendo un poco el contenido de la olla y es ahora el momento en que tapamos la olla express. La colocamos en la posición 2 y cuando comience a salir vapor por la válvula de seguridad contamos 10 minutos. Una vez transcurridos podemos apagar el fuego y esperar a que la olla termine de expulsar todo el vapor.

Ya tenemos nuestro pollo a la cocacola listo para servir.

Esta receta terminará de ser redonda si acompañamos el pollo con unas patatas fritas o algo de verdura como guarnición.

También se puede realizar esta receta de pollo sin la necesidad de una olla rápida, tomando simplemente algo más de tiempo.